Silk Road ha vuelto

Silk Road Marketplace

Silk Road parece volver a estar en activo, aún después de que el fundador del proyecto original, Ross Ulbricht, conocido como  “The Dread Pirate Roberts”, fuera detenido y la web fuera clausurada por el FBI.

El actual y como no, misterioso administrador del nuevo “Silk Road” se ha bautizado a sí mismo con el mismo pseudónimo que Ross Ulbricht usaba, “Dread Pirate Roberts”, en referencia al personaje de la película “La princesa Prometida”, un apodo bastante romántico para alguien que, de ser todo cierto y no un montaje, se convertirá en breves en uno de las personas más buscadas por las autoridades norteamericanas.

En una entevista que concedió hace poco a la revista Mashable, el nuevo administrador declaró que:

“Dread Pirate Roberts” es un título más que un nombre, debe ser pasado de persona a persona y cada una de ellas debe de dar un paso adelante en el desarrollo del personaje, ya sea voluntariamente o por necesidad.

 

Según muestran en el artículo que le han dedicado hoy mismo en VICE, el nuevo Silk Road mantiene la estética y la navegabilidad de su predecesor, en un intento por mantener a la legión de clientes y por supuesto, los pingües beneficios que reportaba el anterior mercado online de drogas.

NEW SILK ROAD Drugs

 

Aún es pronto para augurar si se trata de una nueva estafa al estilo de lo que ocurrió con “Project Black Flag”  o de si este nuevo intento es legítimo. De todos modos, muchos de los anteriores usuarios de Silk Road recelan del nuevo proyecto ante las sospechas de que pueda tratarse de una maniobra del FBI para capturar a los vendedores que hagan uso del sitio.

Al igual que ocurrió con Napster y las descargas de contenidos de internet, es posible que estemos presenciando el auge de un nuevo modelo de venta de sustancias psicoactivas con la diferencia de que esta opción carecería de la violencia y los peligros asociados al estilo de los traficantes tradicionales. Y si algo pudimos aprender de Napster es que una vez que algo funciona, no importa cuantas veces sea cerrado o censurado ya que apareceran nuevos instrumentos y herramientas para romper el bloqueo y hacer frente a la demanda de estos servicios.

Aún cuando este nuevo Silk Road no sea lo que parece, la posibilidad de que el negocio de venta de drogas esté cambiando parece ser una realidad más que especulación, dado el gran número de alternativas a Silk Road que han surgido en el último año, tal como “The Black Market Reloaded”, “Atlantis”, “Sheep Marketplace” o “The Russian Anonymus Marketplace”.

Una buena noticia para todos aquellos que aborrecemos el actual prohibicionismo en materia de drogas y las nefastas consecuencias que estas leyes han producido en nuetra sociedad.

 Apariencia de Silk Road

 

Share

Cuéntanos qué te ha parecido